Todo lo que debes evitar al pintar un mueble

Siempre estamos pensando en la manera de renovar la apariencia de nuestro hogar, en cómo modernizar el diseño interior. Lo cierto es que no hace falta reformar una casa y gastarse grandes cantidades de dinero para conseguirlo.

Comprar pinturas y ponerse manos a la obra para cambiar el estilo de un mueble antiguo siendo una gran opción para alcanzar nuestro objetivo.

Además de ser más económico, nos permite darle un toque personal a nuestro mobiliario y conseguir una pieza clave en el diseño de la estancia donde la vamos a colocar.

Aunque pintar un mueble no es una tarea demasiado compleja, si que deberemos tener en cuenta algunas premisas para que el resultado sea el esperado.

Desde UNI-HER hemos recopilado algunos de los errores más frecuentes que surgen sobre la marcha.

1- Preparar la superficie que vamos a pintar

Es un pequeño detalle que, en muchas ocasiones, puede pasar desapercibido. El polvo o las pequeñas manchas que pueden surgir en un mueble con el paso del tiempo deben eliminarse antes de aplicar la mano de pintura, para evitar que alteren el resultado final.

Deberemos limpiar bien la superficie y prepararla antes de aplicar la mano de pintura o de imprimación.

2- Usar imprimación

Este factor depende del material que vayamos a pintar y del tipo de pintura que utilicemos.

En general, es recomendable aplicar una mano de imprimación para minimizar la imperfecciones que pueda tener el mueble sobre el que vamos a trabajar.

Además de conseguir un resultado más uniforme, esta aplicación favorece la fijación de la pintura durante más tiempo.   

3- Reparar los daños

Habitualmente, encontraremos agujeros y arañazos sobre la superficie de los muebles. Defectos que no van a desaparecer bajo la mano de pintura. Si queremos conseguir un buen resultado deberemos reparar cualquier desperfecto antes de aplicar la pintura.  

4- Elegir el color adecuado

Existe una gran variedad de colores y texturas para la pintura, con acabados mate, brillantes, efecto tiza, etc.

Debemos elegir el tono con cuidado para que esté en armonía con el resto del mobiliario y es recomendable decantarse por colores suaves que son mucho más fáciles de combinar.

En cualquier caso, esta es una tarea que engancha. Posiblemente, cuando veas los resultados no podrás parar de pintar.

Categorías Técnicas