¿Qué son los decapantes?

Cuando queremos hacer alguna renovación en casa, una de las primeras cosas que se nos vienen a la cabeza es cambiar la pintura de los muebles.

Un decapante o quita-pinturas es un producto que sirve para eliminar capas de pintura, protectores, colas, esmaltes o barnices de pintura vieja y dejar las superficies libres para que podamos volver a pintarlas o aplicar barniz, según prefiramos.

Se usa tanto en superficies horizontales como verticales, en varios tipos de soportes: madera, cemento, azulejos, vidrio o metal, pero no es adecuado para plásticos.

La fórmula de los decapantes contiene dos disolventes, uno que actúa en profundidad y otro que interviene en la capa más superficial (produciendo un aspecto arrugado).

Su textura suele ser espesa, tipo gel, para facilitar su aplicación en superficies verticales y evitar goteos.

El uso de los decapantes es muy recomendado cuando existen muchas capas de pintura u óxido que no es posible eliminar lijando, o si necesitamos dejar la superficie limpia para aplicar, por ejemplo, protectores de madera o tintes.

En nuestra tienda online podrás encontrar diferentes decapantes y disolventes para todo tipo de usos.

Por eso, si tienes dudas a la hora de elegir el decapante adecuado para tus necesidades, no dudes en contactar con nosotros y te ayudaremos a elegir el decapante ideal

¿Cómo se utiliza un decapante?

Para decapar una superficie, es necesario elegir un decapante adecuado con respecto al tipo de material y seguir una serie de pasos.

No obstante, antes de utilizar este producto debemos cubrirnos las manos con guantes de silicona porque, al ser un producto químico, podríamos tener problemas.

Además, también es recomendable cubrirnos los ojos con gafas de seguridad para no dañarlos. Igualmente, es muy importante no inhalar el producto porque emiten vapores muy tóxicos, así que el uso de una mascarilla sería excepcional.

Ahora sí, estos son los pasos para el uso de los decapantes:

Para favorecer la acción del decapante, hay que lijar previamente la superficie, especialmente con muchas capas de pintura.

Es conveniente trabajar en un entorno ventilado y usar guantes y gafas de protección.

  • Remover el producto antes y durante su uso, y aplicar con brocha en capas gruesas (2-3mm) y regulares.
  • Dejar actuar entre 5 y 30 minutos, hasta que se reblandezca la película superficial, y retirar con brocha, rascador, espátula o estropajo.
  • Aclarar con un cepillo duro y agua tibia, o aguarrás en caso de maderas de roble, marquetería o contrachapado.
  • Dejar secar entre 24 y 48 horas.
  • Una vez seco, lijar ligeramente la superficie y aplicar el producto de acabado.

Dependiendo del tipo de pintura, la cantidad de capas, y la antigüedad de las mismas, es posible que sea necesario realizar varias aplicaciones o dejar más tiempo de actuación para eliminarlas por completo.

Decapantes para madera y metales

Los decapantes para madera actúan sin oscurecer ni manchar la misma, mientras los que son especiales para metales cuentan con componentes antioxidantes, que evitan la aparición de óxido incluso en condiciones de humedad.

En el caso de que estemos trabajando con la madera, debemos hacerlo siempre en dirección de la veta y con cuidado de no estropearla.

Si el material que estamos trabajando es metálico, el proceso es prácticamente igual con la diferencia de que, a la hora de retirar el producto, podemos usar la espátula o un cepillo de cerdas de acero.

Ante cualquier duda sobre este producto, puede contactar sin compromiso alguno con nosotros para que le ayudemos en la correcta elección de este producto.

[Total:4    Promedio:4/5]
Categorías Consejos