DIY: El acabado perfecto para tu cabecero de madera

Si los muebles convencionales te aburren y estás pensando en darle tu propio toque a una determinada estancia, debes saber que son muchas las cosas que puedas hacer.

Los cabeceros de la cama, por ejemplo, son una de las piezas clave de un dormitorio.

Una zona focal, que llama nuestra atención de forma magnética. La madera es uno de los materiales más utilizados para estos elementos decorativos, son tendencia absoluta.

Además, puedes hacerlo tú mismo y personalizarlo a tu gusto.

En nuestras tienda online de pinturas baratas te contamos algunos truquillos para que tu proyecta sea todo un éxito y el cabecero de tu cama no deje indiferente a nadie.

Cómo conseguir un acabado perfecto para tu cabecero de madera

Antes de ponerte a la tarea, deberás medir la pared y establecer qué medidas quieres para el cabecero.

Deberás comprar listones de madera, aunque si quieres un resultado mucho más especial, te recomendamos que compres madera usada para su reutilización, tendrán mucho más carácter.

Podrás elegir el color y los dibujos que más te gusten y crear una combinación acorde a tus ideas. Puedes hacerlo con más o menos altura, con acabados rectos o irregulares.

El diseño es libre. Si no se te ocurre nada, te recomendamos que realices búsquedas en Internet, es posible que encuentres la inspiración.

Con la madera lista y la composición definida, puedes tratar la madera con barnices, lacados o acabados, aunque también puedes pintarla de diferentes colores y conseguir un resultado aún más vistoso.

Antes de nada, habrá que limpiar la superficie sobre la que vamos a trabajar y, posteriormente, lijar la madera para abrir el poro y conseguir que la pintura se adhiera mejor.


En UNI-HER encontrarás una gran variedad de soluciones de pintura para conseguir los mejores resultados sobre cualquier tipo de superficie. Por ejemplo, pinturas especiales para madera o la popular Chalk Paint que te permitirá conseguir unos resultados sorprendentes.

La madera es uno de los materiales con más personalidad del mercado, con formas únicas, diferentes colores, cada lámina es exclusiva con vetas variadas.

Por eso, en muchos casos una opción muy adecuada será optar por conseguir un efecto envejecido.

Este acabado es el ideal para un ambiente rústico y cálido. Para conseguirlo, prueba a pintar la pared en blanco o en tonalidades grises. Un estilo único, elegante, distinguido y 100% personalizado.

Categorías Técnicas