Consejos para pintar tu terraza

Si hay un rincón de nuestra casa preferido, sobre todo, en la época estival, ese es la terraza. Un espacio que necesita de su mantenimiento y rehabilitación para su perfecto uso.

Consejos para mantener o pintar tu terraza.

Con el buen tiempo y las altas temperaturas, ¿a quién no le apetece combatir las noches calurosas sentado al aire libre tomando una cervecita o un refresco bien frío? De hecho, ¡cualquiera hecha a las visitas de casa cuando se asienta el verano!

Un lugar ideal para relajarse, tomar el sol, charlar con los amigos, etc.

Por este motivo, vale la pena centrar nuestra atención y esfuerzos para convertir nuestra terraza o balcón en un espacio más acogedor y lleno de estilo.

Además, podemos renovar su aspecto sin necesidad de gastarnos un dineral, utilizando para ello pintura decorativa que encontraremos fácilmente en el mercado.

Para conseguir un buen resultado también necesitarás productos de cuidado de su terraza, como los que ofrece nuestra tienda online.

Consigue una terraza con el mejor aspecto

Una mano de pintura no le vendrá nada mal teniendo en cuenta los cambios de temperatura extremo al que está sometido este rincón de la vivienda. La humedad, la lluvia, la nieve o el granizo son algunos de los enemigos de las paredes de nuestra terraza, que con el tiempo se va deteriorando.

Para tenerla bien cuidada, desde Uni-Her, donde podrás comprar toda la pintura decorativa que desees, te proponemos los siguientes consejos para que te dure más tiempo en perfecto estado:

  1. Antes de pintar deberás preparar la superficie de las paredes. Elimina el polvo y las posibles manchas, ya que si la pared no está ‘sana’ corremos el riesgo de que se escame cuando apliquemos sobre ella la pintura.
  2. El siguiente paso es uno de los más importantes: elegir el tipo de pintura. Dado que la terraza está expuesta a las inclemencias meteorológicas, los profesionales que trabajan en Uni-Her te recomiendan comprar una pintura que sea, por ejemplo, impermeabilizante y antimoho.
  3. Lo siguiente será escoger el color más apropiado. En este caso, esta decisión dependerá en buena medida de tus gustos. Aunque si hacemos caso a las últimas tendencias en decoración, al tratarse de una zona exterior, lo mejor será decantarse por colores claros, que no se decorarán tanto a consecuencia del efecto del sol. El blanco sigue siendo el preferido y la opción más segura. Además, aporta luminosidad. Los ocres, los amarillos y los rojizos, en cambio, llenan de vitalidad y alegría las terrazas. Transmiten a su vez sensación de calor y potencian la luz. Y para algo más acogedor, puedes utilizar colores fríos pero en tonos pastel como el azul o el verde.
  4. El último paso es el más sencillo: ¡disfruta de este espacio, no encontrarás uno mejor!
Categorías Consejos