Cómo pintar superficies de melamina

En este artículo queremos dar algunos consejos sobre cómo pintar superficies de melamina y conseguir un buen resultado.

¿Qué es la melamina?

Se trata de un material muy versátil, duro y resistente al calor que se emplea como revestimiento para muebles.

Gracias a este acabado, el mobiliario se desgasta menos con el uso y se limpia con mayor facilidad. Podemos encontrar muebles de melamina en cocinas, en baños o en las habitaciones de los más pequeños.

El problema que tiene este material es que se trata de una superficie poco adherente, lo que significa que si la queremos pintar difícilmente conseguiremos los resultados deseados, al menos si no utilizamos la pintura adecuada.

Dadas las características de la melamina a la hora de trabajar con este material es necesario seguir un procedimiento y utilizar los materiales apropiados.

No vale comprar cualquier pintura, tiene que ser una específica, siempre y cuando no queramos que al poco tiempo se descascarille y acabe desprendida de la superficie del mueble.

Pasos para pintar superficies de melamina

En primer lugar y antes de ponernos manos a obra es conveniente hacer una lista con todo lo que hay que comprar: pintura laca en bote, pintura laca en spray, disolvente, lija, brocha, rodillo de esmaltar e imprimación multiuso.

Una vez adquirido todo el material, conviene preparar la superficie a pintar para que la pintura que apliquemos después agarre todo lo posible.

Para ello, ¿qué debemos hacer? Atento a los siguientes pasos:

  1. Con un trapo mojado en disolvente (o alcohol) limpia la superficie para eliminar cualquier resto de suciedad o grasa.
  2. Utiliza una imprimación Multiadherente “Todoterreno”, que no es otra cosa que una base transparente, para facilitar la adherencia de la pintura al mueble y deja que se seque.

Ahora ya podemos empezar a aplicar el color.

Desde Uni-Her preferimos usar una pintura laca ya que son más resistentes y el acabado final resulta más suave que el logrado con otro tipo de pinturas.

En lo relativo a la herramienta a utilizar, con una pistola o spray conseguiremos una textura más lisa.

Si no tienes experiencia en su manejo puedes practicar antes sobre un cartón o algo similar, o bien optar por la brocha o el rodillo de toda la vida.

Si tienes alguna duda, ponte en contacto con nuestros expertos.

Categorías Noticias